Productoras de Bloques de Hielo

Ya sea que se use para conservar fresca la comida o para mezclar concreto, los bloques de hielo desempeñan una función vital en varios procesos industriales. Tan es así que existe en el mundo una demanda creciente de máquinas productoras de bloques de hielo confiables.

Los bloques de hielo que producen estas máquinas son grandes (algunos pesan más de 100 kg) pero tienen superficies de contacto pequeñas, lo cual, aunado a un proceso de producción de alta calidad, hace que duren más tiempo y tengan temperaturas inferiores que las del hielo normal.

Cómo Funcionan las Productoras de Hielo en Bloques

El método utilizado más a menudo por las productoras de hielo comerciales consiste en sumergir un conjunto de recipientes de agua en un tanque que contiene una solución de sodio o salmuera. Esto reduce la temperatura de los recipientes de agua y enfría el agua a una temperatura inferior al punto de congelamiento.

Estos bloques, en función de su tamaño y peso, pueden tardar entre 8 y 24 horas en fabricarse, pero una vez que están terminados, se convierten en bloques macizos de hielo que demoran mucho en derretirse pero son fáciles de almacenar y transportar. Este proceso se realizó a mano por décadas, pero gracias a los avances de la tecnología, hoy en día muchas máquinas son capaces de fabricar cantidades elevadas de bloques de hielo sin necesidad de un equipo grande que las opere.

Tipos de Productoras Industriales de Bloques de Hielo

Aunque el principio detrás de la producción de hielo es parecido en la mayoría de las máquinas ―intercambio de calor entre dos líquidos con temperaturas distintas―, existen varias diferencias importantes que permiten clasificar estas máquinas en varias categorías.

Existen tres tipos principales de productoras de bloques de hielo industriales:

  1. Enfriamiento Directa, donde hay una transferencia directa de calor entre el agua y el refrigerante. Estas máquinas se emplean para crear hielo seco de alta calidad para consumo humano.
  2. Máquinas en Contenedores, que funcionan como plantas móviles de producción de bloques de hielo, capaces de crear bloques de hasta 150 kg y están destinadas a zonas carentes de la infraestructura necesaria para hacer hielo.
  3. Máquinas Tradicionales de Salmuera, que son de las más utilizadas hoy en día, y que tienen aplicaciones en todas las industrias, incluida la pesquera.

Usos Industriales de los Bloques de Hielo

El hielo en bloques es el método de enfriamiento preferido de muchas industrias. Los bloques de hielo demoran más en derretirse y son fáciles de almacenar, razón por la cual se emplean a menudo en la industria pesquera; sin embargo, para ser útiles, los botes cuentan con máquinas  trituradoras que corten el bloque en trozos lo suficientemente pequeños para empacar el pescado en las bodegas.

Asimismo, el hielo en bloques es más higiénico, ya que tiene una temperatura menor que la del hielo común y es, por ende, ideal para refrigerar enormes cantidades de comida a un precio reducido. Así es como máquinas relativamente pequeñas son capaces de suministrar bloques de hielo de lento derretimiento para las enormes cámaras frigoríficas de los buques congeladores.

La utilización de productoras industriales de hielo en bloques ayuda a conservar los productos fríos y frescos y evita el desecamiento que supone  mantenerlos en un refrigerador. Pero los usos de los bloques de hielo no se limitan a la conservación de la comida: muchos procesos químicos, como los vinculados a la producción de colores o tinturas, usan bloques de hielo industrial. El hielo se usa hasta para hacer concreto, cuando es necesario retirar rápidamente el calor del proceso de fraguado.